Fideua de FOIE «fidefua»

Quiero añadir un poco de información sobre la producción del hígado de pato, porque muchas personas lo rechazan pensando que su producción es un tipo de maltrato animal.

El foie gras se denomina al hígado de pato y de oca adulto adquiriendo unas proporciones, textura y gusto concreto si  se ha sometido al animal a la técnica de  alimentación artesanal.

Las propiedades más destacables de este producto es que  contiene ácidos grasos insaturados, se  recomienda su consumo ya que hace disminuir  el colesterol malo en sangre, se cree que  la longevidad en los habitantes del  suroeste de Francia es por su consumo.

Históricamente se sabe que su consumo se  remonta desde el siglo XXV a.C en el  antiguo Egipto ya que era paso de migración  de patos y gansos, los egipcios aprendieron  a utilizar técnicas de sobre alimentación  gracias a la observación y comportamiento  de estas aves, estas aves migratorias  poseen una capacidad de almacenar grasas en  el hígado para ayudarlas a volar grandes  distancias.

A lo largo de la historia desde el Imperio Romano hasta su caída fue considerado como uno de los grandes platos gastronómicos.

Recordar que en toda la Unión Europea es  ilegal la alimentación forzada de animales  y no se permiten la alimentación que  generen ni dolor ni lesiones e incluso  enfermedades, tampoco se permite que aparezcan condiciones perjudiciales ya sea físicas y psicológicas en la salud de estos  animales, también es cierto que las  recomendaciones de la Unión Europea dejan un gran margen para la interpretación.

En España se cumplen rigurosos procesos de cría desde el primer día. Las crías de patos en sus primeras 4 o 5 semanas están en naves con calefacción, una vez pasado ese tiempo quedan en libertad alimentados con cereales, una vez pasado unas trece semanas los palmípedos adultos se someten alrededor de dos semanas a una alimentación controlada que se llama embuche, de esta forma su hígado almacenará grasas para convertirse luego en foie gras.

Mi pareja y yo cocinamos muchas veces juntos, disfrutamos de prepararlo, a veces yo le hago de pinche y otras veces  es él. Cocinamos a veces escuchando música o un podcast de la radio tomando un copa de vino y disfrutando del momento. Él tiene una receta estrella “arroz meloso con foie y setas”. Yo he preparado una versión parecida con fideua, para aprovechar los trozos de foie que teníamos congelados sobrantes de la comida de Navidad.

Ingredientes:

  • 1 litro caldo de pollo
  • 2 trozos de hígado de pato congelado
  • 200 gr de pasta fideua
  • 100 grsetas pequeñitas
  • 1/2 cebolla
  • vino blanco
  • azafrán
  • pimentón dulce
  • sal

Preparación

Tener un caldo casero de pollo preparado caliente para ir añadiendo caldo a la paella según vaya necesitando la pasta.

Sofreir con un poco de aceite el hígado de pato descongelado en la paella, apartar, hacer lo mismo con las setas y añadir la cebolla picada hasta que pierda el color blanco, añadir el pimentón dulce y el vino blanco para que evapore el alcohol.

Añadir a la paella, de nuevo, el foie, las setas y la pasta de fideua, para que coja sabor , voltear unos minutos e ir añadiendo caldo caliente hasta que la pasta este cocinada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *