Espaguetti de calabacín

La naturaleza creó el calabacín para los paladares con capacidad de apreciar lo sutil. Junto a su delicado sabor ofrece nutrientes en gran cantidad, y eso que es una refrescante verdura veraniega.

Los primeros en disfrutar de un alimento que debió ser parecido al actual calabacín fueron los indígenas norteamericanos. Se sabe que los miembros de la nación Narrangansett, el «pueblo de cabeza pequeña», que vivía en lo que hoy es Rhode Island (Estados Unidos), llamaban al calabacín askutasquash, que significa «algo que se come crudo», palabra de la que deriva el término inglés squash: calabaza.

También existen referencias de su cultivo en América central hace siete milenios. Estos datos parecen indicar que el origen de la planta debe de ser americano.

No obstante, existe la teoría de que el calabacín que todos conocemos fué fruto de un afortunado cruce genético, ocurrido en algún huerto cerca de Milán a finales del siglo XVIII

A lo largo de la década de 1920, los emigrantes italianos se lo llevaron a América para que no faltara en sus comidas familiares. Así fue cómo volvió un descendiente del calabacín a su madre patria.

Ingredientes

  • 1 calabacín
  • 1 queso fresco de cabra
  • salsa de yogur
  • hierbabuena
  • aceite
  • pimienta negra

Preparación

Necesitas un aparato para hacer los espagueti de calabacín, los hay de distintas formas el mío es como si fuese un sacapuntas.

Cocerlos al vapor o en una olla durante 3 min o menos, y luego servir en un plato con salsa de yogur.

Otro dias los hago con salsa de tomate.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *