Alubias mágicas

Aunque la palabra alubias  viene del árabe al-lubiya, la gran mayoría de variedades que hoy se conocen en Europa fueron introducidas a España y luego al resto del continente por los conquistadores de América, pues en el nuevo continente existían múltiples variedades

La judía blanca es una legumbre que contienen 21,10 gramos de proteínas, 34,70 gramos de carbohidratos, 1,60 gramos de grasa y 34,70 gramos de azúcar por cada 100 gramos, aportando 284 calorias a la dieta. Entre sus nutrientes también se encuentran las vitaminas A, B3, B9 y C. Además de estas propiedades, las judías blancas contienen hierro, fibra y potasio.

La receta de este guiso me la dió mi compañero Fran, llevamos muchos años conociéndonos por motivos laborales, porque sabe que me interesan los guisos vegetarianos. En su casa lo trituran y hacen un puré de alubias blancas, para que su hija se las coma. En mi casa no es necesario porque nos encantan las legumbres. De hecho Oliver (mi sobrino inglés) las bautizo con el nombre que le he puesto a la receta «alubias mágicas» porque ¿cómo pueden estar tan buenas siendo tan sencillas de preparar?

En la foto que he subido, el primero que camina en la excursión es mi sobrino inglés, y luego los de verdad. Fue en una excursión lluviosa a las murallas de King Kong en Murcia, al llegar a casa este plato de alubias calentitas era un manjar. Un detalle importante es que las hagas el día anterior, están mas buenas reposadas y recalentadas, porque sueltan el almidón.

Ingredientes

  • alubias secas remojadas
  • agua
  • 1 lata de pimiento morrón con su jugo
  • 1 cebolla
  • perejil
  • aceite de oliva
  • pimentón dulce

Preparación

Poner a cocer las alubias en una olla con agua, no demasiada, cuando esten empezando ahervir, espantarlas añadiendoles 1 vaso de agua fría.

Añadir la lata de pimiento, aceite, sal, la cebolla cortada en cuartos y el perejil. cocinar durante una hora o más dependiendo del tipo de alubias blancas que hayamos comprado.

Servir con una raya de aceite de oliva crudo y pimentón expolvoreado encima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *