Tarta de queso mascarpone con arandanos

El pastel de queso es uno de los postres más comunes del mundo y, quizás, uno de los más antiguos que utilizan lácteos, diferentes de la leche.  El primer registro que hace mención a la tarta de queso viene del año 4000 a. C. aunque no será hasta el nacimiento de Marcus Porcius Cato (o Cato «el viejo»), cuando se popularice la receta en uno de sus tantos libros de cocina romana, llamado «De Agricultura». Libro que se popularizó durante el desarrollo de los Juegos Olímpicos griegos.

Esta tarta llevo años preparándola en casa para ocasiones especiales, la receta original es con queso philadelphia, pero he probado a hacerla con mascarpone porque estaba pronto a caducar.

Ingredientes

  • 1 tarrina de queso mascarpone
  • 1 sobre de cuajada
  • 200 ml de nata de cocinar
  • 200 ml de leche
  • 1 paquete de galletas tipo digestive (20 galletas)
  • 50 gr de mantequilla fundida
  • mermelada de arandanos

Preparación

Triturar las galletas, ponerlas en un molde y verter sobre esa masa la mantequilla derretida, mezclar bien y aplastar de forma uniforme en el fondo del molde. Dejar enfriar una hora en el frigorífico para que la mantequilla derretida se ate de nuevo.

En una olla poner la leche con la nata, la cuajada y el queso y calentar mezclando con varillas hasta que hierva y verter sobre la capa de galletas, y dejar enfriar de nuevo en el frigorífico.

Cuando vayamos a servir pondremos una fina capa de mermelada de arandanos encima de la capa de queso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *