Börsch (sopa de remolacha)

Börsch

El borsch se consume masivamente en Ucrania de donde es originario, pero debe entenderse que este plato constituye parte de la herencia culinaria de muchos de los países del Este de Europa y Europa Central. La sopa, denominada barščiai en lituano, es a menudo servida como Borschtsch en alemán (en Prusia Oriental donde el plato es nativo se denominaba Bartsch), barszcz en Polaco, borş en Rumano. El borsch ha traspasado fronteras, con los movimientos migratorios de las comunidades judías desde Europa Oriental hacia América Latina, en especial Argentina. Tal fluctuación gastronómica se puede apreciar estudiando los distintos tipos de borsch.

En España no es muy típico ni el consumo de remolacha, ni las recetas que contienen esta hortaliza. Personalmente me ha llegado a través de una amiga ucraniana que ya conozco desde hace muchos años, Natalya Bohdan. Mi börsch probablemente no sea como el suyo a pesar de seguir su receta, pero me he sorprendido mucho lo rico que estaba.
Me gusta mucho la cocina internacional , comer comidas de otros paises me parece un modo de acercarnos a otras culturas, tanto como lo que nos enriquece en nuestra vida conocer a personas de otros lugares.
Además la remolacha contiene propiedades anticancerígenas, es rica en hierro y ácido fólico que son sustancias consideradas rejuvenecedoras y anti-envejecimiento, con lo que deberíamos aumentar su consumo en nuestra alimentación.

Ingredientes

  • judias blancas remojadas
  • costillas de cerdo
  • col
  • 2 remolachas
  • zanahoria
  • cebolla
  • ajo
  • limón
  • aceite de oliva
  • laurel
  • pimienta negra en grano
  • patata
  • nata
  • yogurt griego natural

 

Preparación

Poner en una olla, con abundante agua, las judias blancas con las costillas de cerdo que previamente hemos sofrito y la hoja de laurel con unos granos de pimienta negra. Dejar cocinar hasta que las judias esten casi cocidas antes de añadir el resto de la receta.
Añadir la col cruda lavada y cortada en juliana junto con la patata troceada a dados. En una sartén rehogar las remolachas crudas ralladas, con el ajo y el limón y añadir a la olla.
Después rallar la zanahoria y la cebolla, rehogar tambien. Añadir un chorrito de nata liquida a la sartén y verter todo esto sobre la olla apagada ya.
En este momento se puede corregir el punto de acidez calentando vinagre en una sartén. Y añadiendo al gusto en la olla. Esta comida esta mejor reposada de un día para otro.

Para servir añadir a cada plato una cucharada sopera de yogurt griego natural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *