Börsch (sopa de remolacha)

Börsch

El borsch se consume masivamente en Ucrania de donde es originario, pero debe entenderse que este plato constituye parte de la herencia culinaria de muchos de los países del Este de Europa y Europa Central. La sopa, denominada barščiai en lituano, es a menudo servida como Borschtsch en alemán (en Prusia Oriental donde el plato es nativo se denominaba Bartsch), barszcz en Polaco, borş en Rumano. El borsch ha traspasado fronteras, con los movimientos migratorios de las comunidades judías desde Europa Oriental hacia América Latina, en especial Argentina. Tal fluctuación gastronómica se puede apreciar estudiando los distintos tipos de borsch.

En España no es muy típico ni el consumo de remolacha, ni las recetas que contienen esta hortaliza. Personalmente me ha llegado a través de una amiga ucraniana que ya conozco desde hace muchos años, Natalya Bohdan. Mi börsch probablemente no sea como el suyo a pesar de seguir su receta, pero me he sorprendido mucho lo rico que estaba.
Me gusta mucho la cocina internacional , comer comidas de otros paises me parece un modo de acercarnos a otras culturas, tanto como lo que nos enriquece en nuestra vida conocer a personas de otros lugares.
Además la remolacha contiene propiedades anticancerígenas, es rica en hierro y ácido fólico que son sustancias consideradas rejuvenecedoras y anti-envejecimiento, con lo que deberíamos aumentar su consumo en nuestra alimentación.

Ensalada de col o Coleslaw

ensalada de col
La col es una hortaliza originaria del mediterraneo cuyo cultivo se extendió por toda Europa. De hecho fué exportada a America en tiempos de los descubridores, quienes la llevaron para cultivarla para su propio consumo. Hasta hace poco tiempo , era sinónimo de mesa modesta y ha sido el sustento diario de las mesas más humildes.
De todas las coles, la col blanca es la que tiene un sabor más suave y dulzón por lo que le favorecen mucho las especias y la combinación con elementos de sabores más fuertes.
De sus propiedades cabe destacar que ya los romanos la utilizaban como remedio para trastornos intestinales y/o pulmonares y para aumentar la producción de leche en mujeres que daban pecho.