Börsch (sopa de remolacha)

Börsch

El borsch se consume masivamente en Ucrania de donde es originario, pero debe entenderse que este plato constituye parte de la herencia culinaria de muchos de los países del Este de Europa y Europa Central. La sopa, denominada barščiai en lituano, es a menudo servida como Borschtsch en alemán (en Prusia Oriental donde el plato es nativo se denominaba Bartsch), barszcz en Polaco, borş en Rumano. El borsch ha traspasado fronteras, con los movimientos migratorios de las comunidades judías desde Europa Oriental hacia América Latina, en especial Argentina. Tal fluctuación gastronómica se puede apreciar estudiando los distintos tipos de borsch.

En España no es muy típico ni el consumo de remolacha, ni las recetas que contienen esta hortaliza. Personalmente me ha llegado a través de una amiga ucraniana que ya conozco desde hace muchos años, Natalya Bohdan. Mi börsch probablemente no sea como el suyo a pesar de seguir su receta, pero me he sorprendido mucho lo rico que estaba.
Me gusta mucho la cocina internacional , comer comidas de otros paises me parece un modo de acercarnos a otras culturas, tanto como lo que nos enriquece en nuestra vida conocer a personas de otros lugares.
Además la remolacha contiene propiedades anticancerígenas, es rica en hierro y ácido fólico que son sustancias consideradas rejuvenecedoras y anti-envejecimiento, con lo que deberíamos aumentar su consumo en nuestra alimentación.

Salmorejo de remolacha

Salmorejo de remolacha

La remolacha es una hortaliza de color rojo muy fuerte que tiene un sabor terroso. Es originaria del norte de África, tiene un bajo contenido calórico, contiene fibra, hidratos de carbono, hierro, también es rica en azúcares, vitaminas C y B, potasio y carótenos.

Entre sus beneficios destaca su potencial anticancerígeno, demostrado por un científico húngaro en humanos y en animales. También por su contenido en hierro es recomendable en mujeres y en personas con anemia, además tiene un alto contenido en ácido fólico.

Es un alimento que deberíamos incluir en nuestra alimentación de forma frecuente por sus grandes beneficios para la salud. Consumida cruda (en zumos) es como mejor se conservan sus propiedades. Las hojas no deben despreciarse (en Francia se consumen como las espinacas).

Este fin de semana he probado una remolacha licuada con manzana y me ha encantado. Este zumo es muy recomendable tomar antes o después de hacer deporte por su presencia en antioxidantes.

También se utiliza en algunos guisos, yo habitualmente la cuezo con agua un poco menos de una hora, luego le quito la piel, la troceo y la pongo en las ensaladas. Además se conserva muy bien varios días en el frigorífico. Pero en la receta de esta semana he querido hacer algo diferente. Y he preparado un llamativo salmorejo de remolacha.